Laguna de Haedillo





Nos encontramos ante otro gran desconocido de la sierra de Neila: la laguna de Haedillo. Ya hemos comentado que el gran grueso de visitas de la sierra de Neila se concentra en la zona de las lagunas de Neila. Prometemos publicarlo en un futuro.
Otro ejemplo de rutón en la sierra de Neila, sería la senda de las Nilsas de la que ya os hablamos en otra entrada.
Hoy os proponemos esta ruta a la laguna de Haedillo como alternativa... por si tenéis ya muy vistas las lagunas de Neila.
Esta "charca", a 1760 metros de altura puede considerarse la prima pequeña de las lagunas de Neila. No es tan espectacular como todo el circo glaciar, pero bien merece una excursión de una mañana para visitar la zona. ¡Acompáñanos!


Inicio

Paraje típico de la Demanda

En nuestro caso, al ir con la baby intentamos recortar en distancia. Que la mochilita de Ergobaby es muy cómoda... pero hay que llevar el peso. ¡A ver si crece un poquito y la podemos pasar a la mochila de montaña!
Por eso subimos con el coche todo lo posible por la pista de tierra, hasta que no queda mas remedio que dejarlo y empezar a andar.
Lo suyo es subir andando desde Tolbaños de arriba o acercar el coche un poquito (pero no tanto). Nosotros lo hicimos saliendo de la carretera y cogiendo la pista en el campo de fútbol antes de Tolbaños (donde se monta el Demandafolk) y subiendo hacia el monte. En el track que subimos se ve donde empezamos la ruta y la pista que hay que seguir para llegar ahí.


¿Pero es que nadie va a pensar en los niños?

Happys todos

Esta ruta está muy chula para realizar con niños. Nosotros fuimos con Noa que tenía 6 meses en la mochilita y quitando una zona de piedras en la subida que puede ser algo más incómoda, el resto es por buena senda. Vimos unos cuantos grupos de niños con sus papás subiendo así que también a partir de los 4 años creemos que pueden ir bien. La ruta va entre árboles la mayor parte del tiempo, así que la sombra está asegurada.
Además como es una ruta en la que puedes decidir desde donde empiezas (subir más o menos el coche) se puede adaptar a la longitud de rutas que los peques puedan hacer.
La laguna que encuentran al final con todas las ranas dándoles la bienvenida es buen aliciente para que vayan contentos. 

Ruta

Bajando a comer un torrezno

Para llegar a la laguna de Haedillo hay que ir por una senda, a veces más pedregosa, a veces menos, que nos llevará entre hayedos y pinos a la laguna (siempre a la sombra)

Para guiarnos hay algunas marcas amarillas y blancas en árboles y también encontramos hitos en el camino. Sólo en un desvío a la izquierda al poco de salir nosotros nos pudo parecer un poco más lioso (que no lo vimos básicamente) y tuvimos que improvisar hasta llegar a la senda de nuevo. Gracias a que llevaba el track de la ruta en el GPS y la aplicación Oruxmaps lo hicimos sin más contratiempo. Aquí os dejo nuestro track GPS modificado para que no tengáis ningún despiste.


Solo queda llegar a la parte alta y disfrutar con el canto de las ranas en la laguna de Haedillo.


0 Comentarios

¡Muchísimas gracias por comentar!