Dolomitas con niños


En nuestro viaje por el norte de Italia, además de visitar las ciudades que teníamos planeadas como Venecia, Verona y Bolonia, decidimos descubrir durante 4 días la zona de los Dolomitas. 

Las montañas siempre nos han gustado y estando tan cerca de este patrimonio de la humanidad, no podíamos dejar escapar la oportunidad de disfrutarlas.
Después de descubrir Venecia en nuestra primera toma de contacto con Italia, al día siguiente ya estábamos poniendo rumbo al norte, a Dolomitas. 

No podemos estar más contentos de haber tomado esa decisión. Continúa leyendo e intentaremos transmitir lo que disfrutamos estos 4 días por Dolomitas. 

Lago d´Antorno con las tres cimas al fondo

DOLOMITAS

Se denomina Dolomitas a la zona oriental de los Alpes. Esta cadena montañosa la comparten entre Italia y Austria. Casi casi nos parecía que estuviéramos en Austria en vez de en Italia. Al estar la frontera a escasos kilómetros del lago de Braies tiene mucha influencia del país vecino y fue como si estuviéramos en el mismo pueblo tirolés de Heidi. 

Los Dolomitas son diferentes al resto de Alpes. Amplios valles con bosques espesos y a medida que vas ganando altitud aparecen las praderas (como “Alpe di Siusi” la pradera herbosa más grande y alta de Europa). Después, para completar el paisaje, centenares de metros de roca escarpada bien vertical se dirigen hacia las nubes. La roca es caliza de origen marino llamada dolomía (y de ahí el nombre de Dolomitas). El punto más alto de Dolomitas es la Marmolada a 3342 m.

Además parece que han alquilado nubes a mitad de las rocas dejando los picos por encima. Así que todo es taaaan bonito. 

Pues eso...

Para organizarnos mentalmente podemos dividir los Dolomitas en 2 zonas, este y oeste. Vayas por donde vayas, te vas a quedar con la boca abierta. El paisaje está formado por una gran cantidad de valles que separan las cadenas montañosas, y que rodean a cada uno de ellos, un pueblo principal. Y lagos. Muchos lagos.

Este es el mapa que intentamos seguir para orientarnos en Dolomitas. Como veis todo el itinerario fue en el este, en los Dolomitas d´Ampezzo, en torno al pueblo de Cortina d´Ampezzo. Y muy cerquita nuestro campamento base.

DOLOMITAS CON NIÑOS

Poquito a poco

Si os gusta disfrutar de la naturaleza, ver paisajes de ensueño y acercaros a las más salvajes montañas, no dudéis en viajar a Dolomitas, lugar en el que además, los peques están totalmente invitados.

La alimentación en altura


Hay un montón de senderos adaptados y rutas con un montón de estímulos para que los más pequeños de la casa disfruten como mayores (¿o es al revés?). 

Tenemos que tener en cuenta a la hora de planificar que no se pueden ver tantas cosas en un mismo día como si fuésemos sin niños… pero… eso pasa siempre… ¿a que me entendéis?

Disfrutarán de los lagos, cascadas, “cuevas” y paisajes. Si os atrevéis y los peques están en edad, os animamos a descubrir las vías ferratas más pintorescas y asequibles de Dolomitas.

Y claro, si os gusta el alpinismo más vertical, cada uno tiene que ser consciente de los riesgos que quiere asumir con sus críos. Nosotros optamos por dejarlo para otra ocasión. 

El mejor consejo como siempre es planificar la ruta con antelación y consultar la meteorología. Os dejamos las rutas que hicimos con la bebesina, así como el MIDE para que valoréis si realmente podéis realizar la ruta.

CAMPAMENTO BASE

Grandes paisajes


Solo estuvimos por la zona oeste (los Dolomitas d´Ampezzo). En Dolomitas hay demasiadas cosas que ver y por eso, preferimos, muy a nuestro pesar (más el de Edu), no ir a la zona este de Dolomitas y priorizar en conocer la zona en la que estábamos alojados.
Los trayectos en coche son muy lentos, hay que subir muchos puertos, mil curvas reviradas, valles, paisajes que te obligan a parar cada poco…  así que dejaremos la zona oriental para otra ocasión.

Estábamos ubicados en el Valle de Cadore en un pueblecito que se llama Domegge di Cadore, a unos 20 kilómetros de Cortina d´Ampezzo. Desde aquí los puntos que teníamos marcados para visitar se hacían más accesibles.

Alquilamos un apartamento en Booking para 5 noches. El apartamento era una pasada, totalmente reformado y con todos los servicios posibles, no echamos nada en falta. Pero sin duda, lo mejor eran las vistas desde el ventanal del salón. Uf. Parecía un cuadro o foto… Así que, al volver a casa cansados de las rutas, nos daba la sensación de volver a nuestro hogar.

Consejito: nos hubiéramos quedado 10 días y aún así no nos hubiese dado tiempo para conocer todo 

QUE VIMOS

Lago de Braies

Un precioso lago en la zona norte, muy cerquita de la frontera con Austria. Parece sacado de un cuento. Te lo contamos con más detalle en esta entrada.

Braies es bien

Pico y galería Lagazuoi

En la primera guerra mundial construyeron estas galerías para poder ganar la posición al ejército ubicado en lo alto del pico Lagazuoi. En nuestra excursión disfrutamos de las vistas desde el pico y la impresionante bajada a través de las galerías. Una experiencia más que recomendable, nos dejó con la boca abierta. Pero no te quedes con las ganas de conocer más, pincha en en el enlace y te lo contamos con pelos y señales.

Lago di Sorapis

El lago de Instagram

Probablemente el lago más famoso de Dolomitas. El color azul turquesa de sus aguas parece atraer a los excursionistas. 

A todo tipo de excursionistas.

Aunque... ¿Qué ha pasado con el agua? ¿Y con los excursionistas? Te contamos esta bonita excursión y os damos respuesta a tan inquietante pregunta por aquí (modo sálvame off). 


Auronzo

Bonito pueblo donde nos relajamos comiendo un auténtico helado italiano. Tiene unas vistas muy chulas con un embalse que recorre a lo largo el pueblo.

Funbob de Auronzo

Tomando un refrigerio

Nos deslizamos cuesta abajo y sin frenos (bueno con frenos sí) por la ladera de la pista de esquí en un bobsleigh (o algo parecido). Una graciosa forma de aprovechar el telesilla en los meses de verano. 
La bajada cuesta 13€. Se sube en telesilla a Taiarezze donde podemos tomar algo en el bar que hay arriba con unas vistas de alucine. 
Para bajar nos montamos en el Funbob y nos deslizamos hasta abajo del todo. Muy curioso y divertido. Nosotros disfrutamos como niños, y la nena también. Se pueden montar niños a partir de 2 años (la beba no los tenía, pero por un poquito…), te la aseguras con un alargador del cinturón de seguridad a ti, como en los aviones. Recomendable la tontería. Aquí el descenso completo. 

Pizzeria Flamino da Cinzia

Una auténtica pizzería italiana, la tenemos que recomendar porque quedamos asombrados. Ricas. Contundentes. Y sobre todo: auténticas ¡las masas de las pizzas volaban por los aires! Impecable ejecución. 100% recomendable. Aquí su contacto en Google Tripadvisor.

Cortina d´Ampezzo

Cortinilla de estrellas

Pueblo epicentro de los Dolomitas d´Ampezzo. Es una ciudad-pueblo con pasta (y de la de comer también). 

La calle principal está repleta de tiendas deportivas de ropa de marca. Tampoco tenemos nada más que añadir señoría… 

Tuvimos que parar en Cortina ya que alquilamos 2 días la mochila para hacer rutas con la bebesina aquí… y, ya de paso, pues dimos un paseo. 


Cascada di Fanes

Una gran cascada después de un bonito paseo. Ayy las cascadas, son de lo que más nos gusta. Así que no dudes en leer nuestra experiencia. Os recomendamos hacer la vía ferrata que se introduce en la cascada. Nosotros no pudimos por la bebesina pero… volveremos a hacerla.

Y la ferrata por detrás del agua

Lago d´Antorno

Un pequeño lago a los pies de las tres cimas de Lavaredo. Nos pudimos relajar a orillas del lago y dar un pequeño paseo por los alrededores con unas vistas muy bonitas.


Animaos a descubrir esta región de Italia sin miedo a llevar a los peques a la montaña. Y seguid acompañándonos en nuestro viaje por tierras italianas con nuestra siguiente parada.



0 Comentarios

¡Muchísimas gracias por comentar!